Forums Últimos mensajes - Powered by IBM
 

El trabajo: ¿maldición bíblica?

09/09/2005 - 21:50 por Betty | Informe spam
El trabajo: ¿maldición bíblica?
http://www.kriptopolis.org/node/1102


Ya sé que cuando el desempleo sume a muchas personas en la angustia o
la desesperación no resulta nada popular escribir para desacreditar el
trabajo, pero es que hoy no he podido resistirme.

La culpa la tiene un anónimo escrito en Barrapunto que describe -otra
vez- la amarga realidad laboral cotidiana de miles de informáticos en
éste y otros países. Pero es que además mi propio entorno está lleno
de frustraciones similares y -esto es lo curioso- en casi todos los
campos de la actividad humana...

¿Por qué existe una disparidad tan enorme entre las expectativas que
un día pusimos en nuestros estudios y la realidad cotidiana que luego
nos vemos obligados a soportar? ¿Por qué cualquier actividad que se
disfruta tanto cuando es una simple afición, acaba convirtiéndose en
pesadilla cuando la convertimos en profesión? En definitiva: ¿por qué
nos vemos obligados a trabajar como esclavos cinco días a la semana (o
más) para poder consumir como locos treinta días al año (o menos) y
esos frenéticos fines de semana?

No os pido ideas geniales ni soluciones. Probablemente no existen.
Sólo me gustaría saber si experimentáis en vuestras carnes esa aguda
frustración que produce tener que hacer un trabajo que no ves
reconocido, ni pagado, ni acorde a las expectativas de tu juventud.

Por aquí habrá también muchos informáticos... Si pudieras elegir,
¿volverías a trabajar en lo mismo? Los trabajadores intelectuales -en
general- ¿no habéis añorado mil veces el disfrute que os supondría
parar de una vez vuestras cavilaciones y realizar cualquier labor
física, quizás incluso mejor pagada? Tengo amigos médicos que sueñan
con instalar persianas, así que con eso os lo digo todo... ¿Es posible
trabajar en-lo-que-te-gusta o una vez se convierte en trabajo deja de
gustar? ¿Y qué decir de esos valientes que venden lo que tienen o
reúnen sus ahorros y se marchan a Nueva Zelanda, a vivir de lo que va
saliendo? ¿Están chiflados o son los únicos cuerdos?

¿Síndrome post-vacacional? Seguro que algo tendrá que ver en el tema
que os planteo...

A ver si os pillo reflexivos y me dáis algún feedback... digo,
¡respuestas!
 

Leer las respuestas

#1 Blackbull
10/09/2005 - 00:03 | Informe spam
lo mejor irse a Nueva Zelanda¡¡¡Ademas un pais cojonudo¡¡

Blackbull

"Betty" escribió en el mensaje
news:O$
El trabajo: ¿maldición bíblica?
http://www.kriptopolis.org/node/1102


Ya sé que cuando el desempleo sume a muchas personas en la angustia o
la desesperación no resulta nada popular escribir para desacreditar el
trabajo, pero es que hoy no he podido resistirme.

La culpa la tiene un anónimo escrito en Barrapunto que describe -otra
vez- la amarga realidad laboral cotidiana de miles de informáticos en
éste y otros países. Pero es que además mi propio entorno está lleno
de frustraciones similares y -esto es lo curioso- en casi todos los
campos de la actividad humana...

¿Por qué existe una disparidad tan enorme entre las expectativas que
un día pusimos en nuestros estudios y la realidad cotidiana que luego
nos vemos obligados a soportar? ¿Por qué cualquier actividad que se
disfruta tanto cuando es una simple afición, acaba convirtiéndose en
pesadilla cuando la convertimos en profesión? En definitiva: ¿por qué
nos vemos obligados a trabajar como esclavos cinco días a la semana (o
más) para poder consumir como locos treinta días al año (o menos) y
esos frenéticos fines de semana?

No os pido ideas geniales ni soluciones. Probablemente no existen.
Sólo me gustaría saber si experimentáis en vuestras carnes esa aguda
frustración que produce tener que hacer un trabajo que no ves
reconocido, ni pagado, ni acorde a las expectativas de tu juventud.

Por aquí habrá también muchos informáticos... Si pudieras elegir,
¿volverías a trabajar en lo mismo? Los trabajadores intelectuales -en
general- ¿no habéis añorado mil veces el disfrute que os supondría
parar de una vez vuestras cavilaciones y realizar cualquier labor
física, quizás incluso mejor pagada? Tengo amigos médicos que sueñan
con instalar persianas, así que con eso os lo digo todo... ¿Es posible
trabajar en-lo-que-te-gusta o una vez se convierte en trabajo deja de
gustar? ¿Y qué decir de esos valientes que venden lo que tienen o
reúnen sus ahorros y se marchan a Nueva Zelanda, a vivir de lo que va
saliendo? ¿Están chiflados o son los únicos cuerdos?

¿Síndrome post-vacacional? Seguro que algo tendrá que ver en el tema
que os planteo...

A ver si os pillo reflexivos y me dáis algún feedback... digo,
¡respuestas!

Preguntas similares